La realidad aumentada consiste en la mezcla de contenido digital con contenido físico para construir una realidad mixta en tiempo real.

De ahí viene su nombre: se incrementa la realidad a través de la incorporación de información adicional.

Los usos y aplicaciones que se pueden dar a la realidad aumentada son de lo más variados y el límite lo pone la imaginación. Actualmente se dispone de dispositivos móviles y redes de comunicación con las características suficientes para utilizar esta tecnología.