Las nuevas tecnologías abren un mundo de oportunidades a empresas y ciudadanos pero también entrañan algunos riesgos de los que trata esta píldora: la ciberseguridad, la brecha digital, la aparición de unos puestos de trabajo y la desaparición de otros y las adicciones.